Mo’ynaq, el puerto pesquero del desierto o de como se evaporó el mar de Aral

Barcos en el mar de Aral ©Nick Hanes

Y seguimos sin aprender la lección.

La foto que estás viendo, con los camellos descansando a la sombra de un barco en la arena se tomó en el mar de Aral. Lo que una vez fuera un mar ahora no es más que un desierto. Y todo gracias a la acción del hombre. Un mastodóntico y fallido, como se puede comprobar, proyecto de la desaparecida Unión Soviética cuyo resultado ha sido, y es, una de las mayores catástrofes naturales y sociales jamás producidas por obra y gracia del ser humano.

Mo’ynaq fué, tiempo atrás, un hervidero de actividad pesquera. era una ciudad que vivía mayoritariamente de la pesca, a orillas del mar de Aral. En la actualidad los barcos cuyos restos se oxidan al sol en medio del desierto, están separados del mar más próximo a una distancia de aproximadamente 150 Km.

¿Qué y cómo se produjo semejante  desolación?. El que una vez fuera el cuarto mar interior más grande del planeta, con una superficie de 68,000 km², empezó a encogerse y a desaparecer desde que a lo largo de la década de los 60 los principales ríos que irrigaban el mar de Aral, el Amu Darya y el Syr Darya, fueran desviados para surtir de agua los diversos proyectos Soviéticos de regadío de plantaciones de algodón  creadas en la región por el gobierno. de la región. Se construyó un canal de 500 km de longitud. La mala gestión del agua, las pérdidas originadas a lo largo del transporte y la falta de control y previsión, sumado todo ello, a la ineficiente técnica de riego supuso tomar más gua de los ríos canalizados, que la que desembocaba en el mar.

En 2004 el mar se había encogido hasta tener tan sólo un 25% de la superficie original y se había quintuplicado su nivel de salinidad. En 2010 el descenso de agua del mar había alcanzado el 10% de su superficie original hasta separarse en tres pequeño lagos, dos de los cuales son demasiado salados como para albergar vida. La que tiempo atrás fuera una próspera industria pesquera desapareció literalmente. A menor cantidad de agua, más

Además el mar de Aral está brutalmente contaminado por los pesticidas y fertilizantes arrastrados por el viento desde las plantaciones de algodón, la sal del mar evaporado contaminó lel agua dulce, se hicieron miles de pruebas armamentísticas… todo ello ha contribuído a causar graves problemas de salud en la población local.Y no sólo eso, la desaparición del mar ha provocado, además, un cambio radical en la climatologia de la zona, siendo los inviernos mucho más fríos largos y los veranos mucho más calurosos y secos.

Moynaq © Arian Zwegers

Moynaq © Arian Zwegers (Flickr!)

El gobierno de Kazajistán está haciendo un gran esfuerzo por recuperar las aguas de lo que queda del mar de Aral, uno de los tres lagos a los que quedó reducido, el llamado Pequeño Aral. En 2005 se completó una presa con la que se ha conseguido elevar el nivel de las aguas unos 2 metros.

Vídeo: Documental de Isable Coixet, “Aral el mar perdido”

No dejo de pensar en la cantidad de camisetas que he comprado, o que me han regalado, o que sencillamente eran artículos promocionales y en cuánto algodón regado con lo que un día fue el mar de Aral se habrá consumido con el único objetivo de satisfacer frivolidades.

Para saber más y mejor:

Comenta, corrige, añade, debate…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: