La historia de los adorables ositos de peluche Teddy Bear

Fábrica de Tedy Bears, Nueva York 1915.

Fábrica de “Teddy Bears”, Nueva York 1915. Colección de George Grantham Bain, Librería del Congreso de los Estados Unidos de América

Todos hemos tenido un peluche y probablemente haya sido un osito. El famoso “Teddy Bear“, que llaman los anglosajones. Nosotros le llamamos oso de peluche, a secas, pero la popularidad de este juguete entre niños y adultos tiene una curiosa historia.

La historia del “Teddy bear”

El vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos de América, Theodore Roosevelt, apodado cariñosamente “teddy” es la persona que dio pie al origen del osito “Teddy”. En el mes de noviembre de 1902 Roosevelt (“Teddy”) intentaba mediar en una discusión fronteriza entre los estados de Mississipi y Louisiana. Durante el tiempo que le ocupó aquella tarea, asiistió a una cacería de osos (algo que a día de hoy resultaría muy impopular). Durante la cacería ayudó a un osezno herido y ordenó, que por compasión, ya que el animal no podría sobrevivir con las heridas infligidas, que lo sacrificasen para evitarle terribles sufrimientos.

El Washington Post se hizo eco de ello en una viñeta en las que el dibujante humorístico Cliford K. Berryman ilustraba la sucesión de acontecimientos. La viñeta se titulaba “Dibujando la línea en Mississippi” (“Drawing the line in Mississippi”). En la viñeta se describía, en tono humorístico, la disputa por la frontera estatal y la cacería.

Drawing the line in Mississippi

La viñeta que dio pie al nombre popular del “Teddy bear”

La viñeta pronto alcanzó gran popularidad y en menos de un año el oso amable y asustado que aparecía dibujado en la viñeta se comercializaba bajo el nombre de “Teddy bear”.

Respecto a la autoría del primer “Teddy bear”, hay múltiples historias. a mi la que más gusta (y además es la más popular) es esta: un hombre llamado Morris Mitchon era propietario de una pequeña tienda de novedades y dulces en Brooklyn, Nueva York. Su esposa hacía osos de peluche para venderlos en su tienda. La leyenda cuenta que Mitchon al darse cuenta de la notoriedad que empezaba a tener la viñeta del Post, envió al mismísimo Roosevelt uno de sus osos explicándole su intención de fabricarlos y comercializarlos con su nombre, “Teddy”. Al parecer a Roosevelt no le pareció mal y dio su consentimiento. Mitchom y una compañía llamada Butler Brothers produjeron ositos de peluche “Teddy”. En menos de un año, gracias al éxito alcanzado por el “Teddy bear” puso en marcha su propia empresa, la Ideal Novelty and Toy Company. Pero esta sólo es una de las historias de cómo se empezó a fabricar el famoso osito.

Para saber mucho más y mejor:

Comenta, corrige, añade, debate…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: