La piedra filosofal es una bacteria (cuya caca es, literalmente, de oro)

"El alquimista en la búsqueda de la piedra filosofal, descubre el fósforo y reza por el éxito en la conclusión de su operación, como era costumbre entre los antiguos astrólogos químicos"

Un descubrimiento así merece un cuadro con un título corto, «El alquimista en la búsqueda de la piedra filosofal, descubre el fósforo y reza por el éxito en la conclusión de su operación, como era costumbre entre los antiguos astrólogos químicos», obra del pintor inglés Joseph Wright of Derby en el año 1771

Si los alquimistas que buscaron incansablemente la piedra filosofal, aquella mágica y escurridiza substancia con la que se podría, teóricamente, transmutar los metales en oro, hubieran buscado en otras fuentes, quizás, sólo quizás, las historia hubiera sido distinta. La piedra filosofal ha resultado ser  una bacteria, la Cupriavidus metallidurans, aunque yo, por simplificar, la llamaría directamente la bacteria Midas.

Pues lo que parecía imposible se ha logrado en  la Universidad Estatal de Michigan, fruto de la investigación y del trabajo febril de el profesor de microbiología y genética molecular Kazem Kashefi y el profesor asociado de arte electrónico Adam Brown. Han conseguido crear oro de 24 quilates en su laboratorio gracias a la mencionada bacteria, la Cupriavidus metallidurans, capaz de sobrevir en ambientes extremos y florecer en concentraciones milimolares de metales pesados, como el cloruro de sodio oro, una substancia extraordinariamente tóxica. Tras una semana digiriendo cloruro de sodio oro, los excrementos de tan encantador bichito resultaron ser oro, oro de 24 quilates.

The Great Work of the Metal Lover

«The Great Work of the Metal Lover»

Los profesores Kashefi Brown, han montado una instalación llamada  “The Great Work of the Metal Love”, consistente en un laboratorio portátil, de muy artístico aspecto, con un bioreactor de cristal con aspecto de alambique y una «sopa de bacterias» en la que, ante el público, se produce oro puro.

Para saber mucho más y mejor:

Anuncio publicitario
2 comentarios
  1. Esteban dijo:

    ¿Cloruro de sodio… un compuesto extraordinariamente tóxico? ¿De verdad?

    • Gracias Esteban por indicar tan flagrante error. Ya lo he corregido. el compuesto no es sal común, claro, sino Cloruro de Oro (AuCl(3), Au2Cl(6).

Responder a Esteban Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: