archivo

Archivos Mensuales: noviembre 2012

arquea

Micrografía por transmisión de electrones de Nitrosopumilus maritimus, una arquea del reino crenarchaeota. Fuente: revista Nature Isolation of an autotrophic ammonia-oxidizing marine archaeon by Könneke (2005).

Es posible, y me encantaría que hubiera sido así, que hayas comprado reciente un súperdeportivo. Estarás pletórico, presumiendo de cilindrada, caballos, par motor, potencia, velocidad punta… un maravilla, sin duda. Pero te apuesto lo que quieras a que no le gana en ningún caso a mi arquea en una carrera. ¿Lo dudas?. Sólo te haré una pregunta antes de que contestes al reto: ¿tu súper coche es capaz de recorrer una distancia 500 veces equivalente a su longitud en menos de un segundo?. Ya empiezas a dudar , ¿verdad?.

Read More

Pin up adds-22

“Cuanto más se envejece más se parece la tarta de cumpleaños a un desfile de antorchas.” Katharine Hepburn

Desde niños nos han acostumbrado al ritual de soplar velas (tantas como años se cumplen) debidamente ordenadas sobre la tarta favorita de l homenajeado. Es en ese momento donde los niños y os adultos se contagian sus respectivas enfermedades tras haber soplado en una o varias ocasiones sobre el pastel, que después se repartirá en raciones, dejando un rastro de virus, bacterias y vete tu a saber qué más. Pero no importa. Es una ocasión festiva y la trata se engulle sin más. Pero, ¿Cuál es el origen de esta tradición?.

Read More

"Sed", 1886 (detalle). William Adolphe Bouguereau (1825-1905)

En este detalle del cuadro de 1886, de W.A. Bouguereau, titulado “Sed”, podemos ver a una joven campesina bebiendo de un botijo. No es exactamente fiel a la realidad, pues no tiene bien detallados sus orificios. Tampoco esa es la forma de beber de un botijo. Pero, ¡es un cuadro tan bonito!.

Un botijo es “(…) un recipiente de barro cocido poroso, diseñado para beber y conservar fresca el agua.” y una maravilla tecnológica de la alfarería. Es un recipiente típicamente español y de aspecto muy característico, con sus forma esférica, su asa superior y dos orificios en la parte superior. Uno de estos orificios se llama “pitón“, “pitorrillo” o “pitorro” y el otro, de mayor diámetro, recibe el nombre de “boca“. El método de empleo del botijo es muy sencillo: se llena por la boca, se sujaeta fírmemente por el asa, se sitúa sobre nuestra cabeza, inclinándolo, de suerte que su contenido se vierta por el pitorrillo sobre la boca abierta. Y, ¡voilá!, bajo un sol abrasador, estamos disfrutando de un chorro de agua fresca. Pero, ¿Cómo se puede conservar fresca el agua en un recpiente de agua bajo el sol de verano del sur de españa?.

Read More

A %d blogueros les gusta esto: