Tengo la afición, entre otras muchas, de la buena mesa, el buen vino y la excelente compañía.  Y no hay mejor manera de combinar todos esos atributos que con una reunión periódica de amigos que comparten estos mismos gustos. A finales de 2011 fui invitado por uno de mis amigos a participar en las comidas que trimestralmente organizamos a fin de descubrir lugares, restaurantes, chefs, vinos, licores y formas entender la mesa, el arte y el buen gusto, y he de reconocer que es una gran satisfacción que me tiene en vilo hasta la llegada de la próxima reunión, cada una de ellas organizada por riguroso orden aleatorio por cada uno de los miembros de tan selecto y exclusivo Club, Le Club Gastronomique.

Es selecto por que no puede haber mejor selección de integrantes de una reunión en la que lo importante, además del motivo por el que nos reunimos, es la buena conversación y la diversidad de personalidades perfectamente ensambladas en esos momentos.

Y es exclusivo por que no creo que pueda reunirse un grupo así con demasiada facilidad. Arte en la mesa, arte en la conversa y arte en la forma de entenderlo.

El glotón es el sujeto menos estimable de la gastronomía, porque ignora su principio elemental: ¡El arte sublime de masticar!

Honoré de Balzac

La comida es la forma más rápida y sencilla de acostumbrarse a un nuevo lugar o a una cultura desconocida. Cuando te sientas con la gente y pruebas su comida, el mundo se te abre de una forma poco habitual. La gastronomía es, después de todo, lo que mejor puede representar a un país, a una cultura, a una determinada región o a la personalidad de alguien

Anthony Bourdain

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: