El único desierto inundado del mundo está en Brasil: os Lençóis Maranhenses

Lençóis Maranhenses, Brasil

Ya sería mala suerte ir a ahogarse en un desierto!
Lençóis Maranhenses en el noreste Brasileño foto de Danielle Pereira (Brasil)
Lençóis Maranhenses.
Licensed under CC BY 2.0 via Wikimedia Commons

Fútbol aparte, mencionar Brasil es evocar samba, fiesta, carnaval, batucadas, sol, aves tropicales, alegría, color y selva. La amazonía, el pulmón del planeta (al que como no lo curen pronto, se lo va a llevar el cáncer de la civilización por delante). Es hablar de una gigantesca región del planeta que alberga casi el 30% del agua dulce del planeta. Y es hablar del país en el que se encuentra el más singular de los desiertos. Un desierto lleno de lagunas de agua azul, cristalina, cálida y pura. Se trata de una extensión de unos 1000 Km² conocida como el parque Natural de los Lençóis Maranhenses, o lo que viene a ser los mismo, las sábanas Maranhenses, del estado de Maranhão

Esta deslumbrante maravilla natural es el desierto con más pluviosidad del planeta. Aunque he de admitir que, tras haber leído múltiples artículos acerca de este lugar, aún no tengo claro si se trata de un desierto o de una duna costera sobredimensionada. Con las lluvias que se producen entre los meses de Junio y Septiembre, se inunda y se forman miles de lagunas en las hondonadas de arena transformando el paisaje en un lugar recién sacado de un sueño de Ray Bradbury -con su permiso, claro está.

Lençóis Maranhenses

Vistos desde el aire parecen una versión ampliada de los charquitos que quedan enttre las irregularidades de la arena de playa al borde del mar, en el lugar en el que rompen las olas. © George Steinmetz/Corbis

 

Durante la estación seca, los cálidos y fuertes vientos predominantes de la zona, procedentes del este mueven la arena trasladando las dunas que, en combinación con  el sol ecuatorial que evapora estas lagunas,  impiden que arraigue vegetación de forma permanente. En las lagunas se pueden encontrar peces, tortugas y almejas, cuyos huevos llegan hasta allí trasladados por el viento. La hipótesis más plausible es que, al tratarse al fin y al cabo de un sistema dunar, gigantesco, pero dunas de mar al fin y al cabo, el propio movimiento de la arena haya trasladado los huevos de estos seres vivos. Al evaporarse las lagunas, miles de huevos quedan enterrados superficialmente en la arena y eclosionan con la llegada de las nuevas lluvias. Es una región donde la temperatura media es de 30°C, con lo cual el turista que se desplace hasta tan mágico lugar agradecerá mucho un baño en alguna de sus lagunas. Los aficionados al avistamiento de aves encontrarán en este lugar uno de los mejores puntos de Brasil para dar rienda suelta a su afición. Allí se puede avistar el “Maçarico” (chorlito), el “Marreca-de-asa-azul” (pato de media luna azul) y el “Trinta-réis” (tiñosa común, charrán pardo o gaviotín de San Félix).

El Parque Natural de los Lençóis de Maranhão se halla en la costa del estado de Maranhão, entre las municipalidades de Barreirinhas y Primeira Cruz. Es un lugar de difícil acceso, algo muy de agradecer para que no llegue el turismo en masa a destrozar uno de esos rincones casi vírgenes que aún hay en el mundo.

¡Si alguien se anima a viajar hasta allí y necesita un compañero de viaje charlatán y dicharrachero, que me de un toque !!!!

Para saber mucho más y mucho mejor:

Comenta, corrige, añade, debate…

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: