archivo

Actitudes

Dashrath Manjhi, el hombre que movió una montaña.

Dashrath Manjhi, el hombre que movió una montaña.

Dicen que la fe mueve montañas. Es un dicho que, mediante una hipérbole, nos ilustra de forma metafórica pero muy clara que si crees firmemente en un propósito, con perseverancia y tesón puedes llegar a lograr lo que te propongas. Pero en el caso de Dashrath Manjhi, la metáfora no fue tal, sino que el dicho se cumplió literalmente.  Con herramientas sencillas y sin ayuda de ningún tipo fue capaz de derribar una montaña. El combustible que alimentó su fe fueron el amor y la generosidad de un hombre sencillo, cuya historia, como no podía ser de otro modo, fue llevada, convenientemente dramatizada, al cine.

Read More

Hace años soñaba con viajar por el mundo como un sencillo vagamundos. No como un holgazán -que lo soy- pero si de forma sencilla, durmiendo donde se pudiera, trabajando para comer y llevando mis pertenencias en una mochila. Ese proyecto quedó olvidado en un baúl enorme que debería etiquetar con un rótulo gigante que reze tal que así: “Cosas que debí de haber hecho cuando podía en lugar de haber desperdiciado mi tiempo“.
En aquel sueño de caminante sin más destino que el del descubrimiento de uno mismo a través del conocimiento de los otros, una de las rutas con las que soñaba poder recorrer, era seguir los pasos de Marco Polo a lo largo de la increíble Ruta de la Seda. Pero, ¡Ay!. Estudias, buscas trabajo, compras un coche, te acomodas y te conviertes en uno más de esos ciudadanos del mundo que temen perder su seguridad y en cuyo subconsciente se ha despertado la idea de que lo diferente es peligroso e intimidatorio.
En nuestro mundo de confort percibimos todo lo distinto como una amenaza al haber eliminado de nuestro ángulo de visión lo hermoso que hay ahí afuera. De Asia central, y muy especialmente de Afganistán sólo recibimos noticias de mutilaciones, violencia, terrorismo, guerra, dolor, sufrimiento… lo malo impera. Es una especie de Talibanización del conocimiento sobre aquel lugar oprimido por los fundamentalistas. De hecho, tan poco es lo que sabemos sobre aquel lugar que son la palabra Talibán, y sus horribles connotaciones, lo primero que nos viene a la mente cuando se nos menciona Afganistán. Todo ello unido a explosiones, ejecuciones, decapitaciones, caminos polvorientos patrullados por hombres enjutos con el rostro poblado por barbas perennes, armados hasta los dientes, malhumorados y dispuestos a cortarle el gaznate al primero que pestañee.
En occidente, desde nuestra comodidad, hemos construido una imagen mental de muchos lugares del planeta, en la que no cabe lugar para lo esencial: la humanidad, lo bello, lo que sobrevive y lo que de verdad más abunda.
Y en eso consiste este vídeo. en mostrarnos a los humanos de Kabul. La belleza que los rodea, su humanidad, su vida cotidiana. Un homenaje a lo invisible, pues los medios de comunicación y la caprichosa supremacía de las “noticias” sobre cualquier otra cosa, nos transmite la idea de peligro e inseguridad ante lo desconocido. Es un vídeo precioso que todos deberíamos ver y compartir.

Para saber más y mucho mejor:

No. No es un fotomontaje. Esta es una imagen tristemente real del campeón del surf Dede Suryana  surfeando una ola de basura en una remota y aparentemente paradisíaca playa de algún lugar de Indonesia.La foto es © de Zak Noyle

No. No es un fotomontaje. Esta es una imagen tristemente real del campeón del surf Dede Suryana surfeando una ola de basura en una remota y aparentemente paradisíaca playa de algún lugar de Indonesia. La foto es © de Zak Noyle

Basura. Toneladas de basura. Estoy atravesando la crisis de los cuarenta. Pensaba que se trataba de un mito, pero no. Superada cierta barrera cronológica sentimos la necesidad de hacer balance sobre nuestros logros y fracasos en la vida recorrida y nos entregamos desesperadamente a probar experiencias que ya deberíamos haber tenido y para las que dejamos pasar la oportunidad pensando que el tiempo es eterno.
Así que, empujado por mi amigo Eduardo Zapiraín, artista y surfero, he empezado a practicar surf. Y me encanta.

Es un deporte que me ha enganchado. A pesar del frío o la lluvia, resulta extremadamente gratificante sentir la arena húmeda y fresca bajo los pies y ese escalofrío que recorre el cuerpo de arriba abajo al primer contacto con el agua fría. Es tan sólo la sensación inicial pues, a los pocos segundo, la fina capa de agua que penetra entre el neopreno y la piel, alcanza un temperatura que hace que el baño invernal resulte tonificante, relajado y agradable.

Yendo a la playa casi desierta, tan sólo ocupada por los paseantes madrugadores de fin de semana y otros aficionados al surf, estos días de invierno, me fijé en la cantidad de basura que la marea había arrastrado hasta la orilla. Restos de artes de pesca, plásticos, latas, marañas de bolsas y redes, latas de refresco, o de lubricantes o aceites de motores marinos, cajas de polipropileno en las que los  marineros llevan el hielo en el que conservar la pesca diaria, fragmentos de boyas y balizas… Traté de recordar si alguna vez, a lo largo de mi vida, había estado en una playa impoluta. No pude. Mi recuerdo no alcanza a trasladarme a una playa limpia. Read More

Me gusta más la teoría de la tierra con forma de lenticular. O cúbica. Tampoco estaría mal.

Me gusta más la teoría de la tierra con forma de lenticular. O cúbica. Tampoco estaría mal.

Si hay algo fascinante de un mundo plural y exhibicionista, es que todo es posible. Conviven las ideas más racionales y apoyadas en el empirismo puro, con las ideas más retrógradas, inmovilistas y basadas tan sólo en el empecinamiento por conservar una postura por pura terquedad. O por diversión. en ocasiones es muy difícil determinar qué es una broma y qué es una idea que se defiende con la vehemencia de quien se cree a pies juntillas lo que te está contando. Este es el caso de The Flat Earth Society (La Sociedad de la Tierra Plana). Básicamente esta sociedad, que por supuesto sólo pudo haber sido fundada por un tozudo caballero británico, basa su actividad en defender la teoría de que la tierra, nuestro planeta azul, por más que nos quieran engañar es en realidad plano. Interesante, ¿eh?

La historia que os traigo comienza con individuo llamado Samuel Birley Rowbotham que vivió en Gran Bretaña durante los años 1816 y 1884. El mérito de este caballero para pasar ala historia y figurar como un personaje cómicamente terco, es la defensa cerrada que hizo durante toda su vida de su teoría astronómica llamada “Astronomía Zetética“. Cpn ella pretendía demostrar que el planeta tierra es plano. Su rocambolesca explicación se resume así: los continentes flotan en un enorme y único océano rodeado por desierto nevado, que a su vez, estaría bordeado por gigantescos acantilados. La superficie habitada, así como el mar, se hallarían flotando sobre un magma en permanente combustión ígnea. Los astros y planetas próximos se hallarían muy cerca de la tierra, a tan sólo unos miles de kilómetros. La luna, según este brillante científico, tendría luz propia y además sería un cuerpo semi transparente. El sol, siguiendo su teoría, giraría alrededor del polo norte, el cual se hallaría en el centro de la zona habitable.

Read More

Raffi Stepanian

El buscador de oro y piedras preciosas, Raffi Stepanian, en una jornada de trabajo.

La fiebre del oro, esa enfermedad que afecta de forma periódica a aventureros de todo el mundo hacia remotos lugares movidos por el afán del enriquecimiento rápido. Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído de Jack London fue “La quimera del oro” (1905) trata sobre una de esas fiebres. La narración me producía frío, me hacía sentir nostalgia y mucha compasión por los protagonistas de una historia de avaricia, lucha entre la vida y la muerte y la búsqueda de oro en Alaska, en Klondike, la remota región de Yukón.  Los enormes bosques de coníferas y los ríos congelados, los osos, el frío, la soledad y el asesinato… un alto previo pagaron quienes buscaron la riqueza contagiados por la fiebre del oro. Nadie podía imaginar que se podría practicar la minería en el centro de Nueva York y sin necesidad ni de pico, pala u otra maquinaria pesada. Permítanme presentarles a Raffi Stepanian, el primer minero urbano. De hecho ejerce su profesión en Manhattan.

Read More

Phubbing

Los niños imitan nuestro comportamiento infantil. Esta imagen describe por si misma qué significa «phubbing». (© Foto: Getty Images/Vetta . Vista en este artículo de Die Welt

Te has citado con tus amigos. Vais a tomar unas cervezas, a cenar, a pasar un rato juntos. Al llegar al lugar  donde pretendéis compartir ese rato y una vez acomodados, cada uno de los presentes se arma con su smartphone e ignora a los presentes dedicándose a enviar mensajes de texto, reírse de chistes y bromas que acaba de recibir en su terminal, actualizar su estado de Facebook, Tuitear su estado… Y ese rato en el que ibas a disfrutar de la compañía de tus amigos se convierte, por arte y gracia de las telecomunicaciones y de las redes sociales, en un momento de soledad entre la muchedumbre. El término para referir ese comportamiento que ya adquirido categoría de síndrome se denominaría «Fonodesaires» (combinando las palabras “Teléfono” y “desaire”, pero como suena muy antiguo el término que ya se ha acuñado y por el que se conoce este comportamiento es «Phubbing», la combinación de las palabras “phone” – teléfono- y “snubbing” -desaire.

Read More

Este vídeo merece ser disfrutado a pantalla completa y en alta definición. Huelga cualquier comentario más que repetirme a mi mismo, una y otra vez, que si dispusiera de una máquina del tiempo retrocedería veinte años atrás y me dedicaría a esto. No creo que haya una mayor inyección de adrenalina que una experiencia así.*

Hasta la fecha el Burj Khalifa, es el rascacielos ubicado en Dubái, Emiratos Árabes Unidos que con sus 828 metros de altura, es la estructura más alta construida por el ser humano. Quienes no hemos tenido la oportunidad de poder viajar hasta allí y admirar tal grandiosidad, nos conformamos con las fotografías, los documentales, y las secuencias de cine -como la protagonizada por Tom Cruise en la ya inolvidable secuencia de la película “Misión Imposible, el protocolo fantasma” (2010)- en las que esta estructura es el indiscutible protagonista.

Impresionante.

A %d blogueros les gusta esto: