archivo

Arte

La chica del cachete del Tour de Francia de 1992

¿Un cachete así debería considerarse dopaje? © CorVos / Pez Cycling News

Los acontecimientos deportivos conllevan las clásicas aglomeraciones de público que acuden a verlos y a participar del ambiente festivo que propician, son el caldo de cultivo perfecto para las anécdotas de todo tipo. Anécdotas que desde la irrupción de la fotografía permanecerán para siempre en nuestra memoria, como momentos congelados, destilando magia, por la cantidad de detalles que se descubren en ese instante perpetuo. Y esta fabulosa imagen es uno de esos instantes maravillosos, sin más trascendencia que la que se le pueda dar al momento en el que un ciclista le da un cachete a una atractiva espectadora del paso del pelotón en alguna parte de Francia o Italia.

Read More

Enjambre de langostas en Portugal. <a href="http://anafilipascarpa.blogspot.com.es/" target="_blank">© Ana Filipa Scarpa</a>

Sí, sí, lo que tu quieras. Son inofensivas, pero yo ya se hacia donde debo correr. © Ana Filipa Scarpa

No resulta nada tranquilizador el hallarte paseando y encontrarte de frente con un torbellino de aspecto feroz y con pinta de tornado. Esta inquietud es la que debió  de sentir Ana Filipa Scarpa, la autora de esta fotografía, mientras se encontraba paseando en Leziria Grande, en Vila Franca de Xira, Portugal. Pero tras una observación más detallada se percató de que no se trataba de un tornado si no de una columna de insectos (mucho mejor así, ¿No?). Un enjambre de insectos cuya naturaleza desconoces, en forma de tornado, o más exactamente de huso y de unos 300 metros (metro arriba, metro abajo) de altura. Ana Filipa, la autora, se aventura a especular con que se trate de langostas rojas. Para algunos de quienes estéis leyendo esto, y dependiendo del plan educativo del que hayáis sido víctima, he de aclararos que no se trata de un crustáceo que alcanza precios astronómicos en navidad, sino de un saltamontes que causa daños de costes astronómicos en los cultivos a los que ataca, pues los devora en cuestión de horas.

Para saber mucho más y mejor:

 

Loren Stump, Murrina

Esta versión de la pintura de Leonardo Da Vinci de “La Virgen en las rocas” quizá no te parezca una pintura de una gran calidad, así, a primera vista. Pero, ¿y si te digo que lo que estás viendo es una rodaja cortada de un bloque de cristal y que sólo se puede ver esta imagen una vez cortado el bloque de cristal al que pertenece este?

Para quienes no sepáis qué es la murrina os ilustraré de inmediato con mi docta sapiencia. Murrina es el témino italiano con el se designa a la técnica con la que se crean patrones e imágenes de colores. Por lo general se crean en un bastón de vidrio y el patrón deseado -o aleatorio- se ve al cortar ese bastón transversalmente. es decir, en rodajas. Imagina, por ejemplo, un bastón de caramelo al partirlo por la mitad, o un buen lomo de carne embuchada.

Claro que los artesanos que se dedican a esta técnica no se limitan a crear patrones aleatorios de colores, que son hermosísimos, sino que pueden crear diseños muy complejos de forma deliberada, llegando a crear retratos o, como en este caso de virtuosismo, imágenes y composiciones que dejan al observador perplejo. La imagen que espero esté observando con detenimiento y admiración es un trabajo de murrina obra del atista californiano Loren Stump. Los más de cuarenta años de dedicación al perfeccionamiento de esta técnica han dado sus frutos, sin duda.

Read More

Sencillamente cautivador y fascinante este trabajo de Daniel Stoupin. Un trabajo impresionante de macrofotografía submarina y time lapse con el que podemos disfrutar de las formas, los colores, las texturas, el movimiento y los secretos invisibles de corales y esponjas.

Para saber mucho más y mejor:

Tim Tadder, Water wigs (2)

Efímeras y refrescantes pelucas. © Tim Tadder

Ya tienen más de un año pero siguen siendo impresionantes y muy, pero que muy originales. Se trata de un proyecto del fotógrafo Tim Tadder titulado «Water wigs» (Pelucas de agua). Inicialmente creó una serie de imágenes con modelos masculinos y, tras el éxito viral alcanzado por las imágenes, realizó una segunda serie con mujeres. Tal fue el éxito que alcanzó que fueron muchas las propuestas procedentes de agencias de publicidad interesadas en emplear su concepto, pero Tadder, desbordado por tan enorme reconocimiento a su trabajo, querría emplear las imágenes para recaudar fondos para la investigación para la lucha contra el cáncer, empleando como modelos a personas que hayan perdido su pelo a causa de la quimioterapia. Tanto su madre como su padre padecieron cáncer y es una causa a la que se siente muy vinculado.

Read More

animales petrificados en el lago Natron

Águila pescadora calcificada © Nick Brandt 2013 / Hasted Kraeutler gallery, NY

De las tres górgonas Esteno, Euríale y Medusa, esta última es la más conocida. Si no has leído nada acerca de ella es posible que la hayas visto en alguna película. La más reciente -hasta donde mi memoria alcanaza- es “Percy Jackson y el ladrón del rayo“, basada en la saga literaria de Rick Riordan. Según la mitología quien osara mirar a los ojos de una górgona se convertiría inmediatamente en una estatua de piedra.

Básicamente esto es lo que sucede con el lago Natrón, situado en Tanzania en el Gran valle del Rift.
Un lugar en el que los animales se convierten en estatuas petrificadas.

Read More

El autómata escritor del siglo XVIII. El escritor de Jaquet-Droz

Quizás este muñeco deje de parecer tan anodido cuando sepas que se trata de un autómata  con 239 años de edad y más de 6.000 piezas de relojería en su interior. ¡Y yo incapaz de montar mi puzzle de 500 piezas!.

Reconozco mi ignorancia sobre el origen de algunos de los más complejos automatismos. Recuerdo que la primera vez que escuché la palabra autómata fue en el ya lejano 1974 coincidiendo con el estreno en Televisión Española de “Mazinger Z”. en aquel primer episodio el profesor Kabuto explicaba a sus nietos el origen de su interés por construir unos gigantescos robots tras haber descubierto junto a quien se convertiría en su archienemigo,  el Doctor Inferno, los restos arqueológicos de enormes autómatas de una antiquísima civilización de creta. Si por aquel entonces, con cuatro años, hubiera sido un poco más curioso, es posible que hubiera aprendido algo sobre los autómatas y su historia.
Probablementei hubiera conocido la historia del año 1774, en que una multitud incrédula y asustada asistió a la  presentación del más increíble de cuantos autómatas se han construido en la historia. Un muñeco con aspecto de niño (redicho) capaz de escribir, seguir la escritura con la cabeza y la mirada y soplar para eliminar el polvo de la superficie del papel. El sueño de cualquier fan del steampunk hecho realidad.

Read More

A %d blogueros les gusta esto: