archivo

Animales

Alimentando a los tiburones ballena, en Filipinas

Si reconoces esta imagen es que has estado en algún lugar buceando con tiburones ballena. Si no lo reconoces, con un poco de imaginación te darás cuenta de que lo que estás viendo es la boca -enorme, parece una bolsa- de un tiburón ballena mientras es alimentado por unos pescadores filipinos, con la intención de atraer turistas. Una costumbre muy perjudicial para estos enormes y hermosos animales. (La foto es propiedad de © Adriana Basques cuya web es imprescindible visitar).

El tiburón ballena, conocido también por el sobrenombre de “El gigante amable”. Y se lo ha ganado a pulso. esta criatura, el pez más grande que jamás maya existido sobre la faz del planeta, puede alcanzar una longitud de 18 metros y un peso de más de 21 toneladas. Es ciertamente una criatura enorme. Se han llegado a observar tiburones ballena se entre 15 y 21 metros de longitud. Su piel, puede alcanzar un grosor de más de 10 centímetros. Son criaturas de movimientos pausados, lentos, solitarios. Se las ha visto a lo largo de todo el mundo, en todos los mares y océanos, preferiblemente en latitudes cálidas, donde la temperatura del agua sea templada. La parte de “ballena” se corresponde con su tamaño y con su tipo y proceso de alimentación. Come plancton, filtrándolo al igual que las ballenas. Abre su enorme boca y filtra el agua mientras nadas lenta, sedera y sinuosamente. Esta desdentada boca es tan grande que cabrían hasta cuatro buceadores simultáneamente en su interior. Y lo mejor de todo, es que se puede entrar en su boca sin el menor peligro. No hay constancia de que hayan atacado o herido jamás a un ser humano. Estos gigantes se dedican a lo suyo y ni se inmutan ante la presencia de buceadores o curiosos que puedan merodear su entorno. Y es precisamente este natural pacifico el que lo pone en peligro.

Read More

Enjambre de langostas en Portugal. <a href="http://anafilipascarpa.blogspot.com.es/" target="_blank">© Ana Filipa Scarpa</a>

Sí, sí, lo que tu quieras. Son inofensivas, pero yo ya se hacia donde debo correr. © Ana Filipa Scarpa

No resulta nada tranquilizador el hallarte paseando y encontrarte de frente con un torbellino de aspecto feroz y con pinta de tornado. Esta inquietud es la que debió  de sentir Ana Filipa Scarpa, la autora de esta fotografía, mientras se encontraba paseando en Leziria Grande, en Vila Franca de Xira, Portugal. Pero tras una observación más detallada se percató de que no se trataba de un tornado si no de una columna de insectos (mucho mejor así, ¿No?). Un enjambre de insectos cuya naturaleza desconoces, en forma de tornado, o más exactamente de huso y de unos 300 metros (metro arriba, metro abajo) de altura. Ana Filipa, la autora, se aventura a especular con que se trate de langostas rojas. Para algunos de quienes estéis leyendo esto, y dependiendo del plan educativo del que hayáis sido víctima, he de aclararos que no se trata de un crustáceo que alcanza precios astronómicos en navidad, sino de un saltamontes que causa daños de costes astronómicos en los cultivos a los que ataca, pues los devora en cuestión de horas.

Para saber mucho más y mejor:

 

animales petrificados en el lago Natron

Águila pescadora calcificada © Nick Brandt 2013 / Hasted Kraeutler gallery, NY

De las tres górgonas Esteno, Euríale y Medusa, esta última es la más conocida. Si no has leído nada acerca de ella es posible que la hayas visto en alguna película. La más reciente -hasta donde mi memoria alcanaza- es “Percy Jackson y el ladrón del rayo“, basada en la saga literaria de Rick Riordan. Según la mitología quien osara mirar a los ojos de una górgona se convertiría inmediatamente en una estatua de piedra.

Básicamente esto es lo que sucede con el lago Natrón, situado en Tanzania en el Gran valle del Rift.
Un lugar en el que los animales se convierten en estatuas petrificadas.

Read More

Enypniastes, pepino de mar

Que me aspen si se por qué se la llama pepino de mar. © Foto: Larry Madin / AP

Cada año se decubren nuevas criaturas en nuestro planeta y cada nuevo descubrimiento es si cabe más sorprendente y fascinante. Los fondos marinos, las grandes profundidades, inexploradas hasta hace muy poco tiempo, nos deparan sorpresas fascinantes. Como este Enypniastes (un Echinodermata Holothuroidea), al que vulgarmente se conoce como Pepino de mar. Y esta criatura se descubrió por puro azar.

Read More

Enrique Gomez de Molina

Una mezcla entre “La isla del profesor Moreau” y “Frankestein”

Por más que miro, admiro y remiro la obra de Enrique Gómez de Molina, aún no he sido capaz de determinar si lo que tengo ante mis ojos me gusta, me inquieta, me repugna, me sorprende o me irrita. No lo tengo claro, aunque me inclino hacia la repugnancia. Las imágenes son muy hermosas, pero  hay algo que no termina de convencerme. Tampoco debieron de tener muy clara su visión artística los miembros del jurado que lo hallaron culpable de un delito de tráfico de especies protegidas y en peligro de extinción, a juzgar por la condena de 20 meses en una prisión federal de los Estados Unidos. La condena se le impuso en noviembre de 2011.

Read More

El misterioso circulo submarino

El misterioso circulo submarino, ¿una broma como los círculos del maíz u obra de extraterrestes?. La explicación es aún más increíble y fascinante.

Yoji Ookata, buceador desde los 21 años, acumulaba ya una experiencia de más de 50 años de inmersiones, con lo que no se puede decir que no fuese un buceador experimentado. Pero el mar, ese mundo silencioso todavía inexplorado, le deparaba una sorpresa. Pudo ver con sus propios ojos algo que jamás había visto hasta aquella inmersión en la región de Amani Oshima, a unos 24 metros de profundidad. Fue el primer testigo humano en presenciar aquella sorprendente figura geométrica circular tallada en el fondo arenoso. Una escultura perfecta.

Read More

Tippi Degré

© Alain Degré y Sylvie Robert

Recientemente me encontré con una historia formidable. Tan hermosa que no es posible que haya podido suceder de verdad. Una experiencia de niñez propia de una película de aventuras o de una novela para adolescentes. Pero no, no es una novela ni una película. Es la adaptación del libro de Ruyard Kipling, “El libro de la selva“, a la vida real. De hecho, es probable que se trate de la primera adaptación de un libro a la vida real de la historia. Se trata de la formidable historia de Tippi Degré, una niña francesa que se crió entre elefantes, jirafas, tigres y monos. Que corrió descalza por la sabana africana y que aprendió técnicas de caza y de supervivencia directamente de los Bosquimanos y de los Himbas, las tribus del Kalahari.

Read More

A %d blogueros les gusta esto: